sábado, 1 de agosto de 2009

Muerte de un músico

Nobody´s said it was easy, to live, to love... to die

La gente se muere.
Es así.
Igual de objetivo que yo no soy buena hablando de cosas tristes, y por eso hay dos entradas seguidas.
Las personas se mueren.
Algunas antes, otras después, pero todas lo hacen.
Algunas avisan otras, no. Algunas se mueren incluso porque así lo eligen.
Y la semana pasada Marcel Jacob (bajista de Talisman, Yngwie Malmsteen) así lo quiso. Se rompió su rama y su voz se perdió en el agua entonando viejas canciones:

(Shakespeare Hamlet suicidio de Ofelia)

Gertrudis: Donde hallaréis un sauce que crece a las orillas de ese arroyo, repitiendo en las ondas cristalinas la imagen de sus hojas pálidas. Allí se encaminó, ridículamente coronada de ranúnculos,ortigas, margaritas y luengas flores purpúreas, que entre los sencillos
labradores se reconocen bajo una denominación grosera, y las modestas doncellas llaman, dedos de muerto. Llegada que fue, se quitó la guirnalda, y queriendo subir a suspenderla de los pendientes ramos; se troncha un vástago envidioso, y caen al torrente fatal, ella y todos sus adornos rústicos. Las ropas huecas y extendidas la llevaron un rato sobre las aguas, semejante a una sirena, y en tanto iba cantando pedazos de tonadas antiguas, como ignorante de su desgracia, o como criada y nacida en aquel elemento. Pero no era posible que así durarse por mucho espacio. Las vestiduras, pesadas ya con el agua que absorbían la
arrebataron a la infeliz; interrumpiendo su canto dulcísimo, la muerte,llena de angustias.

Agua somos y entre agua desapareceremos. Nacemos entre agua y nos vamos con ella.

As the shores of my home disappear
I sail over the sea without fear
Dragon ships are charging through the waves

Just want to sail away
far away, into the sea yeah yeah
(Yngwie Malmsteen, I´m a viking)




Con el músico muere su instrumento, mueren sus letras, mueren sus conciertos y morimos sus fans un poquito. Y con el además muere el grupo ue como ha anunciado JSS no seguirá sin su bajista, con el que actualmente se encontraba preparando la nueva vuelta de Talisman con un nuevo disco. Muere su bajo, instrumento que por lo general suele pasar despercibido en las canciones, pero que en el caso de Talisman era siempre notorio con ese sonido tan instintivo, profundo, tan básico pero tan importante a la hora de marcar el tiempo y establecer el marco armónico. Le recordaremos gracias a Mysterious, Day by day, Scream of anger (Europe) y sus grandes colaboraciones.
Según cuenta JSS, está destrozado, y su canción Broken man parece un presagio leyéndola ahora
Walk through the valley of the shadow of death
...
and how does it feel to be the broken man?
(JSS- Broken man http://www.youtube.com/watch?v=GOaA1Q3JIGg )

Sólo el conocía el dolor de su enfermedad y exclusivamente él tiene el poder y el derecho de determinar si actuó bien o mal. A los demás nos queda el respeto, su legado y la pena de decir adios.

En internet leí a propósito de la muerte en general, que es en esencia la extinción del proceso homeostático, por ende el fin de la vida. Así es nuestra vida, un continuo proceso de adapatación y regulación al medio y al fin y al cabo, el suicidio puede que sea para el suicida, una respuesta frente a la incapacidad psicológica de continuar con esa adaptación. Ni defiendo, ni condeno, sólo trato de entender.

Descansa en paz, Marcel

2 comentarios:

Quequeca dijo...

Que en paz descanse.
¿Sabes quién se ha muerto también? ¡¡¡Michael Jackson!!!

Eloië dijo...

Bonito homenaje.DEP