lunes, 20 de diciembre de 2010

El Remitente (chan chan)

Esto está más muerto que el uso del walkman... Así que como la fiesta no debe decaer en momentos un poquito más rarunos se me ocurre que se pueden tratar con humor.

Ha sido darme la lechaca contra la puerta de los arcos, que he visto la luz (bueno y las estrellas) Porque me he echado a reir que me dolía la tripa, luchemos con el humor contra los días grises!!
Así que ahora que hace poco que he vuelto de Suecia me he acordado del famoso e-mail de coña sobre como averiguar cual es tu remite, que escribi en uno de los correos que nos mandamos para ver quien era el siguiente en enviar el trocito de puzzle a Flau. Así que dedicado a Flau, a la co-fundadora de este blog (esa rebe de moda) y a los que no lo leisteis...

El remitente:

Muy importante que escribáis en el reverso del sobre una cosa que se llama remite, paso a explicároslo: Cuando nacisteis vuestros padres, ya vivían en una casa, allí os llevaron y os criaron. El caso es que vuestros padres pudieron tener a bien mudarse, entonces, si hicieron esto, es fundamental que sepáis donde vivís. Para ellos en el programa de hoy os explicaremos como descubrirlo:


Paso 1: Sal por la puerta de tu casa. Allí encontrarás dos pistas clave: encima de la puerta de tu casa habrá una letra, a no ser que vivas en las barranquillas y tú o tus vecinos la hayáis vendido para pagaros un pico (droga inyectada tipo heroína). Junto al ascensor o ascensores (quien sabe quizás alguno viva en la Moraleja) en la parte superior suele indicar el número de planta en que os encontráis en caso de no estar escrito, por alguno de los motivos anteriormente descritos existen otros dos procedimientos para descubrirlo:

- Ponerse las deportivas y la cinta de correr en la cabeza (importante hacerlo de esta manera y no otra, porque puede que en ese mismo momento tu remite pase a ser el de un sanatorio mental.) y bajar las escaleras hasta llegar a la planta de abajo (importante según basjas contar las plantas que vas pasando, sino sólo habrás hecho deporte).

- La otra opción es volver a entrar en casa y lanzarte por la ventana, ala vez que caes es importante ir contando las ventanas por las que vas pasasando. El único inconveniente de esta última práctica es que en determinados pisos no se asegura que el impacto contrar el suelo y el consiguiente traumatismo craneoencefálico asociado preserve intactas las áreas cerebrales en las que almacenaste la información.

Una vez cumplida esta parte vamos con el segundo paso

Paso 2: Los pisos suelen pertenecer a edificios http://www.instantsfun.es/drama (chan chan pulsa coño!!)que suelen tener un número en la entrada, sólo debes salir (asegurate de que has cogido las llaves o de que tu madre está en casa que sino, no entras, la puertas no recuerdan caras) y mirar en la puerta superior, si decidiste en el paso anterior lanzarte por la ventana primero deberás ponerte de pie y comprobar que el área occipital, no ha sufrido daños y continuas viendo, de no ser así deja de buscar tu dirección y llama al SAMUR... Una vez encontrado el número pasaremos a encontar el punto más importante de esta historia: la calle

Paso 3: Tu edificio debe de estar en una calle, avenida, paseo... Quizás este sea el punto más problemático, puesto que la placa de tu calle puede estar cerca de tu edificio o lejos, así que comenzará verdaderamente tu trabajo como investigador. Deberás seguir los portales en orden decreciente o creciente al tuyo a la par que en las esquinas superiores de los edificios buscas el nombre de algo que alguien decidió que era importante y se merecía una calle (por ejemplo nadie duda de lo importante que es un aguacate, como no le iban a decicar una calle en carabanchel jeje). Si tienes estrabismo será mucho más rápido puesto que un ojo lo podrás dirigir a los número de los portales, y el otro a las placas de las calles, sino puedes pedir ayuda a un amigo. Cuando des con ello, tendrás tu dirección completa, a falta del código postal. Esto lo detallamos en el paso 4.

Paso 4: Lo mejor para esto es que preguntes a un señor policía o en una oficina de información del distrito, si crees que vives por ejemplo en Aluche, hay una cerca del centro comercial.

Paso 5: Ciudad, País. Es el último paso. Esto basta con que salgas a la calle y hagas lo que los psicologos llaman pruebas de realidad. En la calle hay gente, basta con que elijas a alguien te acerques e intercambies con él unas frases como: hola, es usted de aquí? Si la respuesta es afirmativa bastará con que le preguntes que es aquí y ya conocerás la ciudad. El país puedes encontarlo en google. Si no estás muy convencido de que sea de aquí o está tratando también de averiguar su dirección, deberás hacer los que llaman los estadísticos un muestreo de población, es decir preguntar a más de 5 personas, y quedarte con la respuesta dominante. Y esos es todo sólo deberás escribir estos datos predcedidos de tu nombre (eso viene escrito en tus abrigos de cuando eras pequeño o tu madre y tu médico lo saben) en el siguiente orden: calle nº de portal piso letra codigo postal ciudad y país.

Todos estos pasos tienen un atajo si estas nacionalizado como ser humano español, en cuyo caso bastará con que gires el DNI si lo tienes en el lado de tu foto y leas lo que pone en la casilla de dirección.

Esto es todo en el programa de hoy, en próximos capítulos enseñaremos ¿dónde aprender a escribir? y ¿cuándo es una buena edad para empezar a hacerlo?

De regalo una foto de Barney (mi chichón)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobre! Mándale un abrazo a tu chichón. Seguro que desde ahora te tratar como una reina en los arcos para que no les denuncies =)
Besos
Ani

Quequeca dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Mil gracias por ponerlooo! Es tronchanteeee!!! =)
Siento haberme perdido el como te hacías el chichón... ejem digo... siento que te hayas hecho un chichón jajajaja Y ya está bautizado y todoo! Barney es un gran nombre!
Ves? Por eso me casé contigo, por tu humor!!
A ver si me acuerdo para las próximas bravas y me haces una repetición jejejeje
Espero que estés mejor. Besitooos

Anónimo dijo...

¡Qué genial la entrada! Había oído hablar de las "Instrucciones para escribir el remitente" pero no había tenido oportunidad de leerlo. ^^
Me ha encantado, parece un cruce entre Cortázar, Woody Allen y alguna extraña psicologa aluchana (por ejemplo).

¡Suerte esta semana!
!Nos vemos!
:-D

Fdo: Un extraño químico aluchano.